Archivo de la etiqueta: abundancia

¿Cuál es el camino de la prosperidad?

El camino a la prosperidad no es algo ya establecido, ni que este trazado por la alineación de los planetas, ni que esté construido antes de nacer. Si tienes razón no hay nada realizado en este instante, es algo que tú vas a tener que construir si es que quieres manifestar en tu vida la prosperidad.

Cada uno de nosotros está en la tierra para descubrir su propio camino de la prosperidad y jamás serás realmente feliz si sigues el camino de otro, aunque en apariencia así lo creas, pero en lo más profundo de tu ser, no hay eco, no hay merito porque sigues el camino que otros ya construyeron y no el que tú has hecho.

Claro, al hablar de seguir el camino de la prosperidad de otros, no significa que lo estés haciendo de manera consciente, sino que lo estás llevando a cabo inconscientemente, sé que no te habías planteado esto antes, o por lo menos de esta manera, pero si te pones a analizar el camino que estás recorriendo en este instante te sorprenderás que por lo menos un 70% de los puentes que has construido para encontrar el camino de la prosperidad no han sido tuyos, sino han sido impuestos, robados, aceptados.

Darte cuenta del camino de la prosperidad que has construido hasta este instante es el primer paso para iniciar a construir el propio, desechar la falta de objetivos y las debilidades y comenzar a pensar con propósito, es comenzar a transitar un camino de prosperidad dirigido con los logros; ya que en el momento de enfocar tu atención en tu propio camino ya estás logrando y edificando lo que más anhela tu ser.

Tu ser no está bien hasta que sea feliz, sano, y próspero; y la felicidad, la salud, y la prosperidad son el resultado de un ajuste armonioso del interior con el exterior del hombre, de atreverse a construir tu propio camino de la prosperidad.

¿Cómo hacer que la abundancia y la prosperidad se conviertan en una forma de vida?

Vivir en la abundancia y prosperidad es la experiencia en la que tus necesidades se satisfacen con facilidad y tus deseos se cumplen espontáneamente. Sientes alegría, salud, felicidad y vitalidad en cada momento de tu existencia, no importan tus circunstancias externas, tu felicidad no depende de nada ajeno a ti.

Abundancia y prosperidad no es sólo dinero, es algo más amplio, se trata de los recursos que tienes para conseguir lo que deseas y para enfrentarte a las circunstancias de la vida, se trata de sentirte rico sin ni siquiera tener ahora un peso en el banco ya que te conoces y sabes el propósito de tu existencia, el cual lo puedes compartir con los otros.

Si tu quieres crear abundancia y prosperidad material, primeramente tienes que crear abundancia espiritual es decir experimentar la plenitud de la vida. Es decir, tener un estado interno de amor, de amistad, de dicha, afecto, riqueza interior, sabiduría, creatividad, paz capacidad de gozo, seguridad y sobre todo sentirte merecedor de que la abundancia y prosperidad entren a tu vida. Si tú no te sientes merecedor, el universo no asistirá, o te dará abundancia y prosperidad, ya que el sólo da lo que le pedimos y lo que estamos dispuestos a recibir.

La abundancia y prosperidad se obtienen a través de honrar sus leyes y principios, y vivir de acuerdo con ellos. “Si quieres realmente abundancia y prosperidad en tu vida tienes que empezar a manifestarlo dentro de ti, es decir, ser la abundancia y prosperidad”. No hay camino más corto que éste, sólo transformándote tú, transformas tu realidad.

Espero de todo corazón que el deseo ardiente de que se manifieste la abundancia y prosperidad en tu vida en resultados tangibles (como lo puede ser en tu cuenta bancaria) te lleve a desarrollarte internamente para así poder cambiar tu mundo y por ende el medio ambiente donde te desenvuelves.

Tu nivel de conciencia dará el inicio a que la sociedad pueda vivir en abundancia y prosperidad tanto a nivel material como espiritual

Tú puedes medir tu nivel de conciencia por la forma en que te expresas tanto de ti mismo como de los demás, entre más amor tengas por ti mismo y por los demás desde una concepción humanista tu nivel de conciencia será más amplio, vives sin tener ni un solo peso en la cuenta en la abundancia y prosperidad, ya que tiene más herramientas para unirte y unir a los demás con ellos mismos, por otro lado entre más dioptrías tengas de ti mismo lo más probable es que te alejes de tu centro y de los demás y por lo tanto no vivas realmente en plenitud en la abundancia y prosperidad.

La conciencia humana es la clave y a la vez, el puente que une lo material con lo espiritual para que se pueda manifestar la abundancia y prosperidad. No puedes vivir en una asimetría entre un altísimo nivel de bienestar material con un bajo nivel de conciencia. Es aquí donde, nuevamente, debes enfocarte en el ámbito de lo individual y de lo colectivo, ya que sólo a mayores niveles de conciencia será posible integrar lo individual con lo colectivo. Y es allí donde se empezarían a tomar decisiones que te lleven a vivir en la abundancia y prosperidad ya que son más cercanas al nivel óptimo de bienestar en el campo de lo colectivo.

Lo espiritual no aparece como una dimensión relevante en los modelos económicos o sociales, no se valora tanto la abundancia y prosperidad del interior de cada ser. La espiritualidad es hoy en día muy mal entendida, y como tal, se la excluye de las decisiones públicas. Pero un desarrollo económico y social sin espíritu es como una realidad artificial y vacía, sin identidad interior, sin un compás que muestre la dirección apropiada.

Sin embargo, hay una ley universal que debemos entender y practicar a la letra, en particular, que la riqueza material está íntimamente ligada y es dependiente de la riqueza espiritual. Lo material no existe sin que todo esté ligado a lo no-material, es decir, si quieres ver la manifestación de abundancia y prosperidad en tu vida primero tienes que crearlo en lo no material, dentro de ti.

Hoy en día hay muchísima evidencia científica que demuestra que la fuente de la materia es la no-materia, y que si se puede vivir en la abundancia y prosperidad si tú realmente lo quieres y tomas acción para crearla.

No hay nada material que no tenga origen en lo espiritual, ni nada espiritual que no se manifieste materialmente. Más aún, no hay nada que signifique avance individual independiente del avance de los demás.

Por lo tanto puedes avanzar aquí un principio fundamental de la espiritualidad: tú avanzas en lo personal para darte a ti mismo por entero y a los demás. No existe espiritualidad de lo personal exclusivamente, excepto como una forma de fetichismo. Pero eso no es espiritualidad. Sólo puedes realmente experimentarla al vivir dentro de ti en abundancia y prosperidad de pensamientos, emociones y así verla materializada en el exterior.

Para recorrer el camino se necesita valor…..tengo la certeza que cuentas con las habilidades necesarias para poder sortear los obstáculos que se te presenten.

¡Éxito!