Fórmula De Las Personas Exitosas En Los Negocios

Las personas exitosas en los negocios primeramente tuvieron que desarrollar por completo la habilidad de centrarse en sus cualidades más que en el poder de sus defectos, de su lado oscuro.

¿Qué crees que pase cuando las personas exitosas en los negocios en algún momento de su vida se enfocaron sólo en los defectos que tenían, en las habilidades que no les servían para sus negocios en lugar de convertirse en personas exitosas en los negocios?

¡Dirás la respuesta es más que obvia! Los proyectos que tenían, los negocios nunca fueron fructíferos si es que con está actitud lograron hacer algo al respecto.

Las personas exitosas en los negocios como Robert Kiyosayi demuestran que los defectos florecen cuando se está bajo presión, por ejemplo: una persona que se esfuerza por ser honesta, bajo presión se puede convertir en un ladrón, o alguien con un carácter dulce por fuera, puede sacar a flote una vena maligna que se oculta detrás de su fachada.

El estrés y los desafíos que pasan para convertirse en personas exitosas en los negocios son una forma de sacar lo mejor o lo peor de la gente. Ya que son momentos cruciales que pueden llevarte a que tus ingresos aumenten considerablemente o te vayas a la bancarrota.

Las personas exitosas en los negocios saben muy bien como tú que no todo es color de rosa y que no siempre se va estar en la parta alta de la rueda de la fortuna, pero que precisamente cuando se está abajo es el momento idóneo para probar conocimientos, habilidades y sobre todo tolerancia a la frustración que te llevara formar parte de las personas exitosas en los negocios.

Si realmente quieres pertenecer al grupo de las personas exitosas en los negocios tienes que desarrollar tu potencial completamente, tienes que encontrar alguna forma de permitir que tu lado oscuro salga a la luz, para conocerte de una manera más auténtica, para poder enfrentar tus propios demonios que no te dejan avanzar. Conocer lo peor de ti, tu lado oscuro en momentos de paz te ayudará a ver tus puntos flacos y que cuando estés en tiempos de estrés puedas manejarlos de la mejor manera posible.

Recuerda algo que personas exitosas en los negocios nunca perdieron de vista su objetivo, y sabían que el precio de llegar a donde querían era desarrollar habilidades, enfocarse en lo mejor de de sí mismos y que sus áreas de oportunidad que tenían eran buen pretexto para pulirlas y seguir aprendiendo, creciendo para convertirse en personas de éxito.