¿Cuál es el dilema de la mente emprendedora en México?

México como país que está junto a una potencia mundial el concepto de tener una mente emprendedora suele generar dudas, ya que se te ha atribuido el papel de ser obrero del país vecino, de obedecer órdenes de alguien más, de ser seguidor y no líder.

Este factor de ser país tercermundista a los ojos del globo terráqueo es un elemento muy importante para el desarrollo de la mente emprendedora, ya que con esta mentalidad es con la que se crece, la que te tatúan hasta los huesos desde tus primeros años de vida.

El bajo desarrollo de la mente emprendedora en México se debe también a la falta de ejemplos de éxito, de emprendedores ejemplares que residan dentro de nuestro país. Ya que la mayoría de las personas que tienen una mente emprendedora se van a otras naciones, lo que comúnmente se conoce como “fuga de cerebros”, y que no son reconocidos ni tomados en cuenta en el lugar donde residen.

Otro factor que influye para el desarrollo de la mente emprendedora es la falta de información e incentivos para la creación de nuevos negocios, ya que no es accesible a cualquier tipo de personas por los altos costos de capacitación y los trámites burocráticos que se tienen que realizar que limitan el proceso de formación de nuevas empresas.

La falta de acceso a fuentes de financiamiento y redes de apoyo también influye el desarrollo de la mente emprendedora. Falta de reconocimiento a la iniciativa emprendedora y su impacto en la sociedad hace que los que tienen ideas innovadoras desistan de seguir en el proyecto.

Te acabo de mostrar diversos factores que pueden y han influido en el desarrollo de la mente emprendedora, ¿Tú crees que sea un factor determinante para una mente emprendedora que ejecute sus proyectos?, yo creo que no, ya que la persona que realmente se enfoca y tiene la convicción de lograr lo que se proponga, va encontrar personas que estén en la misma sintonía y que se apoyen para lograr el mimo fin.

¡¡¡Ánimo emprendedor!!!, no dejes que las circunstancias y el contexto en el que naciste determinen la expresión de tu mente emprendedora, sino que seas tú mismo el que lo haga y para así poder expresar tu libertad en todo su esplendor.