¿Cómo convertir un sueño en un proyecto de vida? …de lo abstracto a lo concreto… Parte 1

Sueños, Sueños, proyecto de vida, quien no ha escuchado esta palabra, que muchas veces te estremece el cuerpo, que te hace volar la imaginación y que te hace plasmar por instantes lo que deseas desde lo más profundo de tu ser, es tan hermoso soñar, no tiene ningún precio, pero muchas veces se queda ahí en lo abstracto, sueñas un día y al mes siguiente se te olvida y continuas con la misma rutina hasta ese instante.

¿Qué hace que se te olvide, o lo que es peor, qué hace que no te atrevas a soñar?, triste pero ¡cierto!, muchas personas no se atreven a hacerlo porque eso implica que te ilusiones, que se mueva la emoción, la energía hacia afuera y que por lo tanto los otros sepan que sueño tienes, que proyecto de vida vislumbras, y no sólo ellos tú mismo te des cuenta que lo que has hecho hasta este instante no tiene nada que ver con tu proyecto de vida, con tus sueños.

Desde que eres chico el medio ambiente en que te desenvuelves te pudo haber coartado esa posibilidad, ya que soñar puede implicar ser diferente y no querer lo que la mayoría acepta, hemos preferido ser igual a los demás que ser uno mismo, preferimos seguir el mismo proyecto de vida de nuestros padres que seguir nuestro propio proyecto de vida.

Por lo tanto ¿En qué momento se te proporciona o te das la oportunidad de descubrir lo que quieres, de hacer un proyecto de vida en base a lo que más amas y deseas?, ¿En este instante de la vida, sabes lo que quieres?, ¿Alguna vez te has puesto a pensar en eso?, no las pasamos la vida buscando “algo”, pero no sabemos realmente que es.

A partir de intentar conocerte a ti mismo y tu propósito en la vida vas construyendo una visión de futuro, para así en consecuencia de la imagen que tienes de tí mismo y de la imagen que quisieras de tí en el futuro, vas estableciendo tu proyecto de vida, para así constituir metas realistas para lograr edificar esa visión.

El primer paso para que se materialice lo que quieres, tu proyecto de vida es imaginarlo, soñarlo, si te quieres saltar este paso difícilmente materializarás algo, todo empieza en tu mente.

El segundo paso es creerte merecedor de lo que estás soñando, proyectando, tener la certeza que lo que estás vislumbrando se convertirá en realidad.

El tercer paso es delimitarlo, ser tan específico en los detalles como si lo estuvieras en este instante construyendo materialmente, ya que este paso es la ante sala de que tu sueño, tu proyecto de vida se transforme de lo abstracto a lo concreto.

El cuarto paso es llevarlo a la acción, en los primeros pasos se trabaja contigo mismo, ya que generalmente eres tu peor enemigo, te saboteas, al no creerte suficientemente capaz de lograrlo, a no tener la suficiente fortaleza para llevar acabo tu proyecto de vida, al no querer pagar el precio, de que en el proceso tendrá que morir algo de tu ego para que te transformes en lo que se necesita para afrontar lo que ahora tienes frente a tus ojos.

3 comentarios en “¿Cómo convertir un sueño en un proyecto de vida? …de lo abstracto a lo concreto… Parte 1

  1. Muchas personas van por la vida como espectadores; admirando simplemente la manera como otras personas luchan por alcanzar sus suenos.

Los Comentarios están cerrados.