Archivos de la categoría Libertad

La prosperidad material: ¿Es ésta posible?

Mucha gente ve a la prosperidad material como algo inalcanzable, que sólo las personas privilegiadas pueden hacer. Ven a la prosperidad material y la espiritualidad como dos posiciones extremas en la vida humana. Esto es simplemente el resultado de un error del intelecto.

La prosperidad material es una colección de valores que usas para describir un estilo de vida en donde hay abundancia a nivel material. Pero desgraciadamente al momento de querer manifestar la prosperidad material muchas personas (¡Espero que no sea tu caso!), se vuelven expertos en la ciencia de la escasez, quieren prosperidad material pero todo el tiempo están pensando en lo que les falta.

La evolución humana nos está llevando cada vez más hacia la integración de valores humanistas y espirituales en la economía, nos estamos dando cuenta que la prosperidad material es inseparable de la prosperidad espiritual, sobre todo si quieres que sea algo duradero, ya que esto te da la oportunidad de expandir tu ser y conocerte cada día más.

Cuando la economía se rija por dichos valores comenzaremos la práctica de la “economía espiritual” y por lo tanto de la prosperidad en todos los sentidos. ¿Te gustaría vivir en un mundo así donde la riqueza, la abundancia y prosperidad sea lo predominante?, me supongo que sí… ya que esta es la economía del futuro, de la nueva conciencia.

Esta es la economía que integrará los ámbitos materiales y espirituales, individuales y colectivos. Un camino inevitable para la humanidad dadas las situaciones de conflicto, inequidad, y destrucción ambiental y social que estamos experimentando. En donde la prosperidad y abundancia sea la hermosa consecuencia de la unión de varias personas con un mismo fin.

Probablemente estés pensando, eso es imposible como podremos manifestar la prosperidad en un mundo donde nada más se está buscando como afectar al de alado, donde hay fragmentación de la sociedad y el egoísmo predomina en la mayoría de los casos. ¿Pero sabes cuál es el camino más rápido para hacerlo?, empezando ¡¡¡¡TÚ!!!! a manifestarlo para así con tu ejemplo contagiar a otros (como una epidemia) para que empiecen a hacer lo mismo.

¿Te atreves a tomar acción?