Archivos de la categoría Éxito

6 Pasos Para Cambiar de Cuadrante del Flujo del Dinero

El reto es pasar del cuadrante del flujo de dinero de ser empleado o autoempleado a dueño de negocio con sistema, y me enfoco en este instante a dueño de negocio con sistema porque ser inversionista requiere mucho más trabajo y aprendizaje que irás adquiriendo pero lleva su tiempo. Los pasos para pasar al lado derecho del cuadrante del flujo de dinero son:

  1. Identificar en que cuadrante del flujo de dinero estás.
  2. Tener el propósito de cambiar de lado y sobre todo a qué parte del cuadrante del flujo de dinero te quieres Seguir leyendo 6 Pasos Para Cambiar de Cuadrante del Flujo del Dinero

¿Se necesita libertad interna para crear?

En nuestra vida diaria luchamos conscientemente por la libertad externa, pero inconscientemente clamamos por la libertad interna. Con la libertad externa vemos y gobernamos las cuatro esquinas del globo. Con la libertad interna vemos el alma y devenimos en la meta del universo entero.

Se dice que la libertad externa consiste en que nadie nos impida trasladarnos y actuar del modo que parezca oportuno dentro de lo que permitan las leyes y costumbres del propio país. Debemos darnos cuenta de que todos estamos influenciados en mayor o menor grado.

Las mentes de todos nosotros operan bajo severas limitaciones. Tal vez no lo percibamos porque estamos acostumbrados a esas limitaciones y hasta las apreciamos. El hombre que ha estado largo tiempo en la cárcel no tiene deseos de abandonarla. Las paredes de la prisión son familiares para él. El amplio mundo exterior le resulta extraño y prohibitivo. Siente que hay una cierta seguridad en su prisión con la disciplina que allí existe.

Por lo tanto la libertad Interna se dice que es aquella que nos hace querer una cosa u otra, de decidir por uno mismo las cuestiones que nos afectan. La libertad interna es libertad moral, la capacidad para conducir la propia vida conforme a los propios criterios; privar a una persona de su libertad interna es preciso anular su voluntad.

¿Cuál es la verdadera libertad?, será que tanto la libertad interna y externa crecen a la par o en algún momento de la existencia se desfasan; la libertad interna sabe lo que tiene y lo que es: realización; la libertad externa debe saber lo que quiere y lo que necesita: transformación. Cuando tu libertad externa es transformada con toda el alma y sin reservas, inmediatamente deviene en el poder más poderoso y el orgullo más alto de tu libertad interna, es decir coexisten y una potencializa a la otra, pero si no existiera la libertad externa, el mar de la vida se podría manifestar colmando el viaje de la vida.

¿Alguna vez te habías puesto a pensar si eres realmente libre? o a lo mejor someramente creías que eras libre por la oportunidad de criticar al mundo o a un individuo, o la ocasión de apreciar, admirar el mundo y la humanidad en su conjunto.

¿A eso le llamas libertad? A la libertad que es a menudo auto-impuesta en un estado o sociedad, en donde el individuo no puede ser completamente libre, porque tiene que considerar a los demás, tiene que someterse a ciertas normas externas. El orden que aparentemente es algo opuesto a la libertad, es necesario en la vida.

El mundo que nos rodea nos coarta nuestra libertad externa en aras de poder vivir en armonía en la sociedad, pero ojalá sólo fuera hasta ahí; en el afán de control, manipulación y sobrevivencia, también dejamos que nos coarten nuestra libertad interna y por lo tanto nuestra creatividad, creemos que nos determina y forma solamente lo de afuera, ya no eres más tú mismo sino una copia al carbón de tu realidad. Si tuvieras consciente que existe la libertad interna, que se puede estar encerrado entre las cuatro paredes de una prisión, pero aún allí se experimentará libertad, y la realización del ser con plenitud, Si fueras consciente de eso ¿Hasta dónde no llegarías?, crearías mundos paralelos, revolucionarías tu entorno y sobre todo recordarías tu potencialidad para crear, co-crear, desde una idea hasta lo más sublime que toque a la humanidad y la transforme

Actitud Emprendedora

Emprender es acometer, comenzar una obra, una empresa, iniciar, hacer., comprometernos a tener una actitud emprendedora, la cual antes que nada te hace cuestionar ¿Qué quieres hacer de tu vida y cuáles son tus metas personales?, para iniciar con el movimiento externo, se necesita saber a dónde te diriges, sino sabes a donde vas es muy probable que nunca llegues a la meta y es más que nunca emprendas nada nuevo.

La actitud emprendedora se legitima convenciéndote de lo que eres capaz de hacer para ello se necesita control sobre ti mismo y confianza lo cual impulsará a que explores lo desconocido, claro sin olvidar la humildad que te permite reconocer tus equivocaciones y aprender de ellas.

La actitud emprendedora no debe tener dificultad para comunicarse con los demás., ya que tu ser interno sabe que en conjunto puede llegar más lejos y construir sobre unas bases más solidas, no te permitas el autoengaño que te hace creer que sólo puedes conquistar al mundo.

Para ser emprendedor necesitas desarrollar la audacia como actitud emprendedora, la cual consiste en saber controlar tus miedos, estar dispuesto a correr riesgos, a que tu vida sea una aventura emocionante, ser capaz de afrontar las situaciones y por lo tanto te lleva a ser diferente

La actitud emprendedora también debe desarrollar la tenacidad, la cual es necesaria para que puedas levantarte una y mil veces, lograr tus fines, tener una convicción firme, ser infatigable al hacer un segundo, tercero o cuarto esfuerzo para conseguir tus metas, tus sueños.

La actitud emprendedora necesita de un ingrediente muy importante: que seas apasionado para que en el camino no te desanimes, puedas ver el lado bueno de las cosas, aprender de las derrotas, hacer de los problemas tus oportunidades de crecimiento, estar lleno de energía; se dice que si te apasionas de lo que haces no te cansas, al contrario luchas y luchas, porque sabes que lo que crees es algo grande que puede impactarte a ti mismo y a los demás.

Una actitud emprendedora necesita que te responsabilices de tus actos para no culpar a los demás ni dar excusas, ya que al responsabilizarte de tus acciones edificas con los que te rodea, para que hagan lo mismo y pueda forjarse un ambiente de confianza y colaboración.

Creer en ti mismo, sentirte capaz de hacer las cosas, ya que todas las contribuciones que realices serán valiosas y únicas. Al darte cuenta de esto hace que te comprometas con tu propia vida al ser autodisciplinado, cumplido, organizado; y sobre todo tener la capacidad de mirar tu meta constantemente ya que ésta te ayudará a seguir adelante y hará que nadie ni nada te derrumbe, ya que sabes que si puede alcanzar tu meta, solo es cuestión de voluntad para desarrollar una actitud emprendedora.

Pensamientos y creencias limitantes sobre el dinero

Alguna vez te has puesto a pensar qué creencias tienes sobre el dinero, cuál es tu relación con el dinero?, si tus finanzas no van tan bien o como tú quisieras!…ya es momento de que te pongas a pensar las respuestas a estas preguntas acerca del dinero. Hazte un ¡favor! no esperes ni un minuto más, ya que cada segundo que pasa puede ser de vida o muerte en tu economía.

Si tu diálogo interno ha sido o has escuchado que el dinero es sucio, el dinero crea enemigos, el dinero no vale nada, lo importante es invisible a la vista, el dinero sólo te pervierte o mancha las cosas a su paso, el dinero no crece en árboles, entre otras frases célebres, con todos estos pensamientos y sentimientos que generan el simple hecho de pronunciarlas ¿Cómo esperas que tus finanzas mejoren?

Todos estos pensamientos hacen que no tengamos lo que por ley divina merecemos, lo que por derecho de conciencia nos pertenece, esto lo único que hace es que poco a poco nos alejemos de lo que venimos a hacer, manifestar. El dinero es como un amigo, hay que cultivarlo, amarlo y respetarlo ¡Claro sin caer en apegos que nos llevan a perdernos a nosotros mismos!,

Podemos definir al dinero como un intercambio de energía de adentro (de tu interior) y fuera (al exterior). El dinero se ve como medio, un vehículo que te sirve para cumplir tus sueños, para vivir en libertad sin ataduras de ningún tipo. Por eso se dice que primero CREE en ti y luego produce dinero.

Si no conocemos la abundancia que tenemos no podemos accesar a ella, pedir que nos llegue mucho dinero sin ni siquiera saber que somos realmente, a lo mejor estarás pensando ahorita y que pasa con los narcos que tienen mucho dinero ¡A poco reconocen la abundancia que llevan dentro!, mi respuesta sería que lo más probable es que no, pero si eres observador, te habrás dado cuenta cuál es el precio que tienen que pagar por seguir caminos diferentes, ¿De verdad les dura su dinero?, ¿Viven con abundancia mental, emocional, en paz? o viven día a día ¡sobreviviendo!. ¿Es duro el precio no lo crees?, si quieres algo que sea duradero y que te genere paz el camino empieza por ¡ti!.

Hazte la siguiente pregunta ¿Tienes abundancia material en tu vida actualmente? La abundancia hay que saberla administrar, es importante saber cómo: cubrir necesidades, el dinero extra que llegue ahorrarlo y por supuesto no malgastar, pero primeramente saber administrar y conocer todos los recursos que llevas dentro.

¿Eres una persona que deja pasar la vida frente a sus ojos o elige arriesgarse a vivir? Parte 1

La vida va pasando segundo a segundo no te espera a que estés listo para dar el siguiente paso, ella simplemente pasa y arrasa con todo en su camino, a veces eres consciente de lo que dejó la vida al pasar, pero en su gran mayoría eres inconsciente ya que prefieres la comodidad a arriesgarse a vivir, a buscar nuevas formas de estar y de pasar en la vida, estás sin saber a dónde ir y por qué estás aquí.

¿Qué porcentaje de tu vida pasas en la conciencia?, si eres honesto contigo mismo te aseguro que muy poco, ya que en su gran mayoría nos educaron para dejar pasar la vida, a verdaderamente arriesgarse a vivir y convertirse en lo que estás llamado a ser.

¿Qué significa arriesgarse a vivir?,. dicen por ahí que es reír a pesar de que parezcas un tonto frente a los demás; llorar a pesar de parecer un sentimental. Hacer algo por alguien, a pesar que eso implique involucrarse. Expresar sentimientos, es arriesgarse a mostrar tu verdadero yo.

Arriesgarse a vivir es exponer tus ideas y tus sueños, aunque eso implique que puedas perderlos. Amar, es arriesgarse a no ser correspondido. Vivir, es arriesgarse a morir.

Arriesgarse a vivir es esperar, aunque implique que pueda llegar la desesperanza. Lanzarte, es arriesgarse a fallar. Cuando uno se arriesga a vivir los riesgos deben ser tomados, porque el peligro más grande en la vida es no arriesgarse a vivir. La persona que no arriesga, no hace, ni tiene nada. Se pueden evitar sufrimientos y preocupaciones, pero simplemente no puede aprender, sentir, cambiar, crecer, amar y sobre todo arriesgarse a vivir para poder transformarse así mismo y por lo tanto a su entorno.

Sólo si te arriesgas eres libre internamente… o por lo menos ya estás en el camino, eres libre de lo externo y de los sabotajes que tú mismo has creado; ya que arriesgarse a vivir implica que te desprendas del resultado final, de ti mismo y que vivas el proceso, en donde la transformación se realiza.

¿Eres una persona que deja pasar la vida frente a sus ojos o elige arriesgarse a vivir? Parte 2

Arriesgarse a vivir es no ser un espectador, es ser el personaje principal de tu propia historia, lo cual suele tener un precio muy alto, que muy pocos están dispuestos a pagar, la libertad paradójicamente es tan anhelada por ti y por mi, pero nos da miedo lo que ella implica.

El espectador es esclavo de los otros, está a merced de ser tratado como un títere que se mueve de butaca dependiendo de los deseos de otros, es el que espera que los astros se coloquen en una posición determinada para que la suerte les llegue y cambie su destino, es decir, la probabilidad de que se muevan de butaca esta fríamente calculado por situaciones externas, lo cual implica que arriesgarse a vivir se salga de los parámetros, del control de la situación.

Arriesgarse a vivir implica un acto de voluntad, de determinación en llevar acabo cosas que jamás se planearon o se imaginaron en aras de alcanzar tus objetivos.

Arriesgarse a vivir implica saber que tienes un libre albedrío, que eres co-creador del universo, que tener esta libertad y el descubrir el poder que hay dentro de ti, te lleva a que te cuestiones cual es el precio de tener esta preciada libertad y de elegir el camino por donde has de transitar hasta el último suspiro.

¿Por qué arriesgarse a vivir involucra la libertad?, porque al darte cuenta que eres un hombre libre, reconoces que la libertad por si misma se puede convertir en algo burdo y sin sentido, pero sí para ti arriesgarse a vivir implica una cotidianeidad, forzosamente te va llevando a que veas que en el fondo de la libertad hay una responsabilidad de cada uno de tus actos y las consecuencias que estos pueden acarrear, es decir arriesgarse a vivir implica que cada una de las decisiones que tomes te irán alejando o acercando a tú objetivo.

Lo cual va a depender de tu capacidad de adaptarte a los resultados imprevistos o tan anhelados, pero independientemente de ellos, el arriesgarse a vivir y el simple hecho de haber transitado por el camino te ha renovado, y te ha llevado de ser un simple espectador a ser el actor principal de tu propia vida.