Actitud Emprendedora

Actitud Emprendedora

Emprender es acometer, comenzar una obra, una empresa, iniciar, hacer., comprometernos a tener una actitud emprendedora, la cual antes que nada te hace cuestionar ¿Qué quieres hacer de tu vida y cuáles son tus metas personales?, para iniciar con el movimiento externo, se necesita saber a dónde te diriges, sino sabes a donde vas es muy probable que nunca llegues a la meta y es más que nunca emprendas nada nuevo.

La actitud emprendedora se legitima convenciéndote de lo que eres capaz de hacer para ello se necesita control sobre ti mismo y confianza lo cual impulsará a que explores lo desconocido, claro sin olvidar la humildad que te permite reconocer tus equivocaciones y aprender de ellas.

La actitud emprendedora no debe tener dificultad para comunicarse con los demás., ya que tu ser interno sabe que en conjunto puede llegar más lejos y construir sobre unas bases más solidas, no te permitas el autoengaño que te hace creer que sólo puedes conquistar al mundo.

Para ser emprendedor necesitas desarrollar la audacia como actitud emprendedora, la cual consiste en saber controlar tus miedos, estar dispuesto a correr riesgos, a que tu vida sea una aventura emocionante, ser capaz de afrontar las situaciones y por lo tanto te lleva a ser diferente

La actitud emprendedora también debe desarrollar la tenacidad, la cual es necesaria para que puedas levantarte una y mil veces, lograr tus fines, tener una convicción firme, ser infatigable al hacer un segundo, tercero o cuarto esfuerzo para conseguir tus metas, tus sueños.

La actitud emprendedora necesita de un ingrediente muy importante: que seas apasionado para que en el camino no te desanimes, puedas ver el lado bueno de las cosas, aprender de las derrotas, hacer de los problemas tus oportunidades de crecimiento, estar lleno de energía; se dice que si te apasionas de lo que haces no te cansas, al contrario luchas y luchas, porque sabes que lo que crees es algo grande que puede impactarte a ti mismo y a los demás.

Una actitud emprendedora necesita que te responsabilices de tus actos para no culpar a los demás ni dar excusas, ya que al responsabilizarte de tus acciones edificas con los que te rodea, para que hagan lo mismo y pueda forjarse un ambiente de confianza y colaboración.

Creer en ti mismo, sentirte capaz de hacer las cosas, ya que todas las contribuciones que realices serán valiosas y únicas. Al darte cuenta de esto hace que te comprometas con tu propia vida al ser autodisciplinado, cumplido, organizado; y sobre todo tener la capacidad de mirar tu meta constantemente ya que ésta te ayudará a seguir adelante y hará que nadie ni nada te derrumbe, ya que sabes que si puede alcanzar tu meta, solo es cuestión de voluntad para desarrollar una actitud emprendedora.

tabs-top

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>